Nuestra Mision y Vision
Acerca de Salvador Resucitado

La Escuela Luterana Salvador Resucitado está edificada en los sólidos fundamentos de la palabra de Dios, la Biblia. La razón fundamental por la cual existe Salvador Resucitado es para ayudar a los padres a  criar a sus hijos espiritualmente.  La educación que su hijo recibe está centrada en Cristo.  Los estudian-tes no sólo participan en un estudio profundo de la palabra de Dios, sino que la palabra de Dios está presente en todas las áreas del plan de estudios – ciencia, estudios sociales, lengua y matemática. Cada clase ofrece una oportunidad para estudiar algún componente de la creación de Dios y lo alaba por ello.

Salvador Resucitado está edificada en la declaración de una misión fundamental, guiada por nuestra filosofía, visión y más específicamente nuestros objetivos.  Esas declaraciones proporcionan la estructura para todo lo que se hace en Salvador Resucitado.  La misión, filosofía, visión y los objetivos de la misión de la escuela son revisados cada año por nuestro consejo escolar y profesorado.

Nuestra Misión
Uniendo los corazones y las manos en Jesucristo, la Escuela Luterana Salvador Resucitado existe con el fin de preparar a los niños a aprender toda la vida la palabra de Dios a través de un plan de estudios centrado en Cristo y alcanzar a las familias con la palabra de Dios.

Nuestra filosofía de educación

Creemos que los siguientes principios son el fundamento de nuestra filosofía cristiana de educación:
  1. El amor de Dios por toda la gente, como se revela en Jesucristo, nos inspira a llevar una vida cristiana y a servir en el mundo de Dios.
  2. La Biblia es la fuente y la norma de la verdad en el mundo de Dios. 
  3. Los niños aprenden sobre el amor de Dios y crecen en la fe cristiana sólo por medio de la palabra de Dios.
  4. A media que los niños crecen en la fe, experimentan el perdón de Dios, expresan su amor a Dios y al prójimo, y se aceptan a sí mismos como hijos que Dios ha perdonado. 
  5. Dios desafía a nuestros niños a descubrir sus dones, a desarrollar sus talentos y a usar de la mejor manera posible las habilidades que Dios les ha dado. 
  6. Mediante la adoración y el estudio de la Biblia durante toda la vida, Dios prepara a nuestros niños para una vida de servicio cristiano cuando vayan por el mundo de Dios y prosigan con todos los campos de aprendizaje.

Nuestra Visión

La Escuela Luterana Salvador Resucitado planea:
  1. educar a los estudiantes de 4K a 8vo grados enfocándose en el desarrollo conforme a los principios y métodos de educación inicial, primaria y media.
  2. ofrecer un programa  académico sólido con objetivos y plan de estudios educativos plenamente escritos.
  3. incluir a todos los estudiantes con necesidades especiales mediante un programa integral y mediante la colaboración de agencias externas cuando sea aplicable. 
  4. aumentar la educación y la participación de los padres por medio de ofrecimiento de clases  y actividades de los padres.  
  5. abordar las cuestiones de estudiantes que estén aprendiendo el idioma inglés.
  6. añadir instalaciones adecuadas para los grados  4K-8o y programas periféricos (salones de clases, áreas de recreo, laboratorios de informática, etc.)
  7. proveer oportunidades para realizar viajes en la comunidad y visitas que sean accesibles para todos los estudiantes a fin de ampliar los horizontes y las perspectivas. 
  8. facilitar cursos de enseñanza para los profesores.
  9. ofrecer una selección de programas extracurriculares.   
  10. graduar a estudiantes maduros en su fe y crecer en su capacidad para servir como futuros líderes de la iglesia.
  11. graduar a estudiantes preparados para tener éxito en la educación superior y en el mundo. 
  12. seguir en contacto con los egresados y continuar atendiéndolos.

Nuestros Objetivos

Las clases y el plan de estudios de la Escuela Luterana Salvador Resucitado llevarán a cabo la misión de la escuela de preparar estudiantes que:  
  1. demuestren su fe por medio de su conducta diaria, muestren actitudes serviciales y asistan con regularidad a la adoración.  
  2. demuestren competencia académica en las materias básicas y muestren habilidades apropiadas de la vida cristiana.  
  3. se comuniquen verbalmente con eficacia y por medio de la escritura, así como que demuestren que son personas que saben escuchar. 
  4. demuestren criterio para administrar su tiempo, sus dones y su dinero. 
  5. usen la lógica y las habilidades para resolver los problemas cuando se enfrenten a desafíos y reflexionen seriamente cuando se encuentren con nuevas ideas en el transcurso de su educación y de sus vidas. 
  6. reflexionen en el amor de Dios por ellos mostrando respeto por él, por los demás y por ellos mismos;  y demuestren un deseo de seguir creciendo en lo espiritual y en su enseñanza.